Accueil - sefarad.org
 
Coya Delevi

El Seder de Madrid (1) - (Un Kuento de Pessah)

    MENU    

SEFARAD.org
[L'espace de Coya Delevi]
AIDEZ-nous
Page PRECEDENTE

EL SEDER de MADRİD (1)

(Un Kuento de Pessah)

  

Adaptasyon-Treslado: Coya Delevi                                                                                                      

 

            Antes mas de sinko siglos, en Espanya, biviya una grande populasyon djudia tenyendo grande parte en la prosperidad del Reynado. En el merkado de Toledo, amontonaron produktos del Oriente , del Oksidente, komo sedas i karpetas de Persya,  de Damascus, kueros del Maroko o  djoyaduras arabas. Unos eran artezanos, otros se izyeron remarkar en la literatura i sensyas. Myentres ke  Kristiyanos se espesyalizaron en las armas, los djudios detuvyeron el trezoro de la astronomiya, fizika, i medikeriya. Eran de grande utilidad i fidelidad al pais.

Portanto el 30 Marso 1492, la Reyna Isabella la Katolika kito en Granada, un dekreto de ekspulsyon  a la  eksepsyon de los ke ivan konvertirsen a la Fey del Estado. Esto fue una desgrasya. Es difisil de imajinar la sehora, la desdicha de los Djudios malorozos, ovligados de deshar la tyerra ande  nasyeron o achetar otra relijyon empozada. Unos se konvertyeron a lo menos en aparensya. Todo en pratikando el Katolisismo kedaron en sekreto, fidel a la Fey de sus ansestros. Elevaron sus ijos en este Kulto. Estos Djudios fueron nombrados “Maranos”. Syempre bivyeron kon el espanto de ser un diya denunsiados, djuzgados de parte del tribunal de Inkizisyon  kondenados i kemados. Una chika imprudensya seriya sus fin.

            Pasaron munchos anyos... En Toledo biviya Perez  Morteira, un mansevo djudio muy riko. Su famiya kedo fidel al djudaismo de sorte ke Perez fue  elevado en esta Fey i Tradisyon, malgrado las sirkumstensyas perikolozas. Ijo  regalado, a la muerte de sus djenitores Perez  se topo a la kavesa de una fortuna imensa.. Un vezino, deziluzyanado del refuzo de Perez de vender su rezidensya, lo denunsyo. Orozamente, el mansevo lo supo a tyempo i al momento ke los inkizidores entravan por la puerta prinsipal, Perez  fuyo por una puerta  sekreta. Lo ke teniya era solamente un poko de moneda. Tomo el kamino de Madrid kon la esperansa  de topar un marano ke le iva dar ospitalidad...

            Arrivo a Madrid el 13 del mez de Nisan. El mansevo rogo al Todo Piadozo, savyendo ke la fyesta de Pessah iva ampesar la noche del diya sigyente. Rogo de no desharlo solo en este sakro diya...Poko a poko, se aserko del merkado ande los kazalinos ya aviyan ampesado a aparejar los legumbres para vender...

En el Merkado de Madrid... Perez  aserkandose vido un ombre elegante akompanyado de su moso. Remarko kon enkanto ke estavan inchendo el sesto kon apyo, lichuga,  prishil ets..Vedruras, komo lo savemos, de la seremoniya de noche de Pessah, del “Seder”... Seriya este sinyor un Marano??”  penso el mansevo, portanto en dubyo. . Perez estuvo indo i vinyendo entre la esperansa i el sospecho... Entremyentes, el sinyor i el moso se estavan dirijando verso una karosa. Al momento ke ivan a partir, Perez sin ezitar salto al banko de atras. Arrivados al palasyo, el mansevo se plaso delantre el estranyero, i le disho en saludandolo kon respekto: “ Sinyor, es ke puedesh akordarme unos, dos puntos? Le rogo una favor..”.

            El ombre kuryozo, remarko la novleza i las buenas maneras de su interlokutor. Dyo al moso el orden de introduizir el mansevo. Entraron en un salon dekorado kon grande gusto. Perez, remarko los tablos, amblemas del Kulto Kristiyano. Sintyendo un reselo penso: “Una palavra imprudente puede ser la fin miya...”. Todo en pensando, no kedo de rogar los sielos. Sovre la demanda del balabay, Perez disho: “Sinyor, ramarki en el merkado ke estavash empleando para la nochada de amanyana, no es ansi?...”

            El balabay ensanyado, respondyo: “Ken sosh i kualo keresh?. Si es por travarme moneda kon la amenaza de denunsyarme, vos estash yerrando.  En Madrid todos me konosen komo un buen  katoliko. Tengo amigos inkizidores i eyos vos van arrestar...”. Perez respondyo kon lagrimas en los ojos: “ Yo so un prove marano. Fuyi de Toledo ande me estan bushkando. Senti en vos un ermano, lo ke me pusho a konfiarme i demandar proteksyon. Si me esto yerrando azed asigun lo dikta vuestra konsiensya...”. 

 El balabay despues de kedar mudo, avyo sus brasos i disho al joven: “Sos el byenvenido, amigo i ermano miyo. Esta kaza es tuya. Aki estas en siguridad.  Mi nombre es Antonio del Banco.  Dinguno en Madrid me sospecha de ser Marano. Amanyana vamos a selebrar endjuntos la fyesta de Pessah...” .  Don Antonio  yamo su mujer, su ija Speranza ke fueron kontentes de pueder resivir i protejar un ermano. Perez, del fondo de su korason, rengrasyo el Todo Poderozo ke lo aviya giado tan byen.

            Tadre del 14 Nisan... Don Antonio i Perez, por un kaminiko entre los arvoles de la  manyifika guerta, arrivaron delantre una  puerta sekreta. Abasharon por  eskalerikas eskuras i  entraron a un salon espasyozo. Perez remarko los tablos kon vizyones Biblikas. La meza estava  pronta para el Seder, kon el mantel blanko, su grande plato kon todo lo menesterozo... Todo debasho de una katifa  brodada kon inskripsyones Ebraikas...

            EL Seder... El pranso estava aparejado para sinko personas syendo ke el vyejo servidor Alonzo, era tambyen Marano. Kada uno teniya un vazo de vino i otro mas grande, asigun la tradisyon, destinado al Profeta Eliau Anavi. Myentres ke los ombres estavan meldando la Min’ha, Dona Maria i Speranza arrivaron i todos saludaron la fyesta kon las palavras del Kiddush....

A kontinuar

- Copyright © sefarad.org - 1997 - 2016

CONTACT

Retour au site sefarad.org -