COZZAS DE JUDIOS

 

¡Alaquimé! Boz contaré algo que me pasó no haze muncho. Un día de al-had, manesió soleado, endiamantado. Discués de levantarme de echar, alaquí mi hijjo que me llama por teléfono. ¡Me baya yo kappará por él! Quería levarme a un restorán nuevo de esos que se hallan en un luwar que´enmentan el Hatío o algo ansina. ¡No seppais de mal ande está..., como decir ressiyá!  ¡Ajlás! Weno está, ¿A ma guizan algo spesial? Gher pastas, pizzas y a vezes ¡No siempre...! pescado,  zaamá casher. Wua no los quede amo... Wuajja mi bien y mi alegría, le contestí, ven a las dos y mos iremos. A eso de la una y media, pareció. Me hadleí un poquito y mos fuimos en su auto. Alaquí que lleguimos al Hatío y mos alegrimos. ¡Who por lo que se weddea en este queffús de Caracas! La verdad, la vida se mos fochicó, no seppamos de mal. ¡Yahasrá por esos tiempos de los gobiernos denantes!... ¡Aiwaaa!... ya estoy jardueando. Voz dezía... alaquí que aleguimos serca del dichozo restorán y...no boz lo vais a creer. Más de media hora con el reloj n la mano y... vueltas y más vueltas y no hubo fin de pararmos. ¿A má había ande...? Por bappá, más de media hora...,¡No quede nada que nada quede! No paresió ningún melhoc pa sacar su auto y decharmos un boquete ande estacionar. ¡Wualu, todo ocupado! Had, pa cumplir, empesó a llover. ¡Una shaatá preta! Un mabbul como en tiempos de Noah. Yo la verdad, estaba assándome por adentro... Cogí una patalina... ya boz lo podís imaginar. Má ... me quedí muda, ...No dishi esta boca es mía,  por mor de no gennear a lo wueno mío de mi hijjo,  porque le mirí la cara que se le estaba trocando. Era demasiado.  ¡Que el Dió de todo el Ólam me le hadee y le saque a lus de todo lo malo siempre! Amén. Yo, pa calmarle le dishí con vos tranquila... ¡Como si nada!: Wuáa ... ya´ stá, mi bien y mi alegría, vamos f´halek. ¿Sobre qué pasar por estas tel-layas y todo pa qué? Gher pa comer. No s´hoba ¿A má estamos en desseo? No quede nada ni nada quede. Mira lo que te digo, vamos a cazza. Esta mañana, denantes que vinieras  me sentí y guizí una casuelita de carne con cebolla, pasas  y almendras endiamantada, bien hadqueadita. Tamién guisí un pescadito frito con escabeche,  que te chuparás los dedos. Aumequedó  ensalada de jizo con acelgas y un poquito de la cocha harrita, que me sobró de ayyé, Sabbad. Esta mañana, a la s´bah,  l´añadí un poquito más de ese pimiento harro que me trae tu tía de Israel. Cuando khadeemos de comer, te haré un te de nahana y te echarás una wueeena nahasita, como hazes el día de Sabbad discués de la adafina. ¡Wua vamos, vamos  ah baba!

 

Ewa, ansina lo salimos, como muestros iwuales, rabiando y genneando. No quede nada de esas salidas. Por el Dio que me´ spantí cuando mirí la cara de mi hijjo... no fera a darle un ham de esos con la gennía que tenía por dientro. ¡Salido del mal y de ojjo malo! Had, who por lo que hereímos pa salir de esa reboltina de calejjas del dichozo Hatío. ¿A má había cola? Más larga que la culebra. Ansina está el mentado tráfico, de cada día en peor. Ya no sabrás ande meter la cabesa. Dácate que ya no se halla luwar ande desahogarte. Alaquí que ya oyes de un sitio wuenezito pa las wuayas que sea, alaquilé que ya se quefseó por mor de la guezerá de ehjjijj y otros sagenim que le acaparan. ¿De ande sale tanta gente? ¿No´s que todos se feron por mor de la situación preta que tenemos? ¡Ah má parese...! Khal-lek.... no se gana. Wuaa, sin ganancia, vay por ahí, ven por aquí, todos gastando lo que tienen y lo que no tienen. Dirás que en los arbolés cresen bietes de a cincuenta mil. No queda lo que no se merca. Graffiti, no sebazia, siempre lleno hatta reventar. Y del Sambil, mejor no hablar... ¿Ah má lo khemea...? Los aropuertos... ¡Más que llenos de judíos y de los que no son judíos! Zaamá... pa viajar de vacaciones. ¡Ainó..., gher pa mercar y mercar que se los sale el alma  en esos negocios que enmentan “Mols”. Se bolben locos con todo lo wueno que venden. Dirás, s´acabó el ´olam si no lo mercan todo. Pa las bodas, los tefel-limes, las sercusiones y hatta pa esa moda que los americanos festejan y le dicen Hal’ló win (y...¿Qué es lo que gana Hal-ló, no me dirís?). ¿Será que se volverá  como el werco d´embasho, cuando se vista con uno de  esos disfrases que  todos se ponen ahuera? A má rebolven de ello. El Dio los dé sezo.

 

No queda lo que no traen de esos viajes cuando se van a Miami,  a Francia y ahuera, la moda es vizitar Sefarad qu´está... ¡como se haga todo! ¿Y sobre qué  estos viajes? Wuáa... pa segar los ojos de los  vecinos y  en las fiestas que hazen, los ojjos de los convidados no vayan a dizer o pensar, que gastaron poquito porque son  mesh-hahes-meherra. No seppamos de mal como se trocó todo, desde que los chavos ocupan un sitio que no los pertenese. Más que nada con la  situación quefseada que tenemos, no se va a poder seguir ansina. ¿Aunquedará algún  judió que lo arse y lo khemée en calladés? ¿Auchal-lá que no salga  por peteneras algún mel-hoc  de esos ... quitados, cuando menos lo pensemos y mos hhaga alguna hamlá? Pidamos al Dió ¡Baruj Hashem! que mos escape de ojjo malo y de quien mal mos quiera. Amén.

 

 

Sara Fereres de Moryoussef.

 

GLOSARIO:

 

Hatío: Pueblito cercano a Caracas, con agradable temperatura, con tienditas y lugares para comer muy agradables.

Alaquimé: Heme aquí.

Alhad: Primer día de la semana.

Endiamantado: Precioso, hermoso.

Discues: Después.

Kappara: Oferta en sacrificio.

Ressiyá: Un lugar infinito.

Gher: Solamente, nada más.

Zaamá: Es decir, o sea.

Casher, kosher: Puro, permitido.

Wuajja: Es una palabra de asentimiento, prestado del árabe-bereber.

Hadleí, del verbo hadlear: Arreglarse, componerse.

Weddear: Pasar trabajo, enfrentar problemas.

Queffús: Desagradable, infame. Del verbo quefsear.

Fochicar: Dañar, estropear.

Yahasrá: Nostalgia.

Aiwa:  El “cónchale” venezolano.

Jarduear, o jarduar: Revolver, decir tonterías sin sentido.

Alegar: Llegar. (no tiene que ver con “aducir”).

Bappá: Papá, un vocablo Khasri  (de Alcazarquivir).

Melhoc: Tipo, un  desgraciado (en sentido figurado).

Wualu: Nada (Vocablo árabe-bereber).  

 Sha´atá: Lluvia.

Mabbul: Diluvio.

Patalina: Rabieta.

Gennear: Enfurecer.

Hadear: Cuidar, proteger.

F´halek: Alejar, marcharse.

Tel-layas: vicisitudes.

No s´hoba: No es necesario.

Hadquear: Bien cocinada, ¿doradita?

Jizo: Zanahoria (vocablo árabe).

Harro: Picante.

Khadear: Terminar, acabar.

Nahana: Hierbabuena.

Nahasita: Sueñecito.

Ham: Enfermedad, mal.

Herear: Pasar apuros.

Jarduina: Revoltijo, enredo.

Wuayyas: Expresa complicaciones, algo desagradable.

Guezerá: Acá en sentido figurado denota “enormidad”.   El vocablo significa “una tragedia”.

Ehjjijj: Gentuza.

Sagenim: Fulanos.

Khal-lek: Dicen (árabe).

Khemear: Soportar.

Werco: Espíritu maligno.

D´embasho: El infierno.

Mesh-hah (Meherra): Avaros.

Calladés: Silencio.

Hamlá: Trastada

 

Retour au sommaire


- Copyright © 2007: Moïse Rahmani -