Djohá en el mundo moderno

    MENU    
Sefarad
[Vii avlaremos]
Help us
Retour

“A kualo sierve saver linguas?
- Djohá en el mundo moderno” –


Matilda Koén- Sarano - 2009

Ya savemos ke la figura de Djohá no es una figura státika, ma ke tiene un grande dinamizmo ke lo yeva siempre adelantre en el tiempo, de Harun-El-Rashid (Joha, paj. 143) a Timurleng (Rejwan) i a Ferdinando de Napoli (Giofŕ il servo del re, Sparagna). Ma, avansando en el tiempo i en el espasio i kedando biva, la figura deve por fuersa trokar de aspekto, mizmo kedando siempre la mizma. Esto en teoría no mos maraviya, porké una de las karakterístikas fondamentales del kuento popular oral es su kontinúo avansar i trokarse en el espasio i en el tiempo, porké sin esto el kuento toparía su muerte, endjuntos al personaje ke lo krea i viene kreado por él.
Lo ke aze maraviyar es komo esta figura de las munchas karas, ke pasó del mundo sanskrito de la India al mundo muzulmano, riushka a integrarse perfekatamente i a kontinuar a existir, a enfloreser i a prosperar adientro de las tres grandes kulturas kontemporáneas, sin ke dinguno tope nada de dizir. Komo de fakto dinguno no dize: “Djohá (Giufŕ, Ch’ha, Goha, ecc.) es mío! Es sólo mío!”
De Djohá al kontrario kada uno puede azer lo ke kere. Esto puede derivar si duda del fakto ke Djohá es en las tres kulturas una figura en aparensia minor, i al kontrario kuaje negativa – un antieroe ke dinguno no tiene un entereso partikolar a kerérselo apropriar. Es propio esta karakterístika ke aze la figura tanto aksesible i tanto pronta al uzo de munchas etnías, de munchos puevlos, de munchos paízes i de munchos tiempos, sin ke esto sulevante protestas de dinguna parte.
Djohá puede ser djudió, kristiano i muzulmano. Puede bivir en Turkía, en Israel, en Ejipto, en Sicilia i en China, i esto no deranja a dingunos. Sus kuentos pueden apareser en versiones diferentes en diferentes paízes i en diferentes linguas kontemporaneamente, sin ke dinguno se alevante a dizir: “Un momento… este kuento es muestro! Kon ke derecho vos estásh apatronando de él?” Al kontrario la figura de Djohá viene imediatamente rekonosida kon una sunriza por los interlokutores mediteráneos, sale de sus diálogo enrekesida, i kontribue a formar un atadijo de simpatía entre persona i persona, entre paíz i paíz, entre kultura i kultura.
El fakto ke sus kuentos vienen, de un tiempo muy antiko, metidos por eskrito i arrekojidos en livros ke vienen difundidos en el ámbito de las tres kulturas, aze en manera ke sus reproduksión natural oral sea multiplikada grandemente. Ansí ke se formaron dos grandes ramos: el ramo eskrito i el ramo oral, ke son todos los dos dinámikos en maneras diferentes, ma ke influen grandemente uno sovre el otro.
El ramo eskrito, mizmo ke es dinámiko en el tiempo, es státiko, komo lo son las kozas eskritas, mientres ke el ramo oral es totalmente avierto a los ayres ke spiran en la sosiedad. Es dunke natural ke afite ke Djohá, mizmo estando atado a una sierta arkaisidad en los kuentos de los ansianos, se libere de las kadenas del pasado i entre derechamente en el "mundo moderno", en el mundo de las mákinas, sin entender jeneralmente komo funksionan.
Veremos dunke komo i ande mos aparese el Djohá moderno, el Djohá ke va adelantre en el tiempo, por medio de la automasión ke aze aserkar sivdaded i paízes, i ke aze posibles kozas en otra manera serían emposibles. Ma Djohá, mizmo trokando su mundo i biviendo en el mundo moderno, konserva su karakterístika prinsipal: su diversidad en relasión al mundo en él kual bive, i komo konsekuensia, su manera destorsida de ver las kozas, ke kontrasta kon las leyes de este mundo.
Mos dize Tamar Alexander en la prefasión a mi livro “Djoha ke dize?”, paj. XXVI “Para ke el kuento aga un efekto kómiko kale ke tenga en sí un elemento ambiguo, ke permete varias enterpretasiones – una fraza, una palavra, un ambiente físiko o una situasión sosial. La diferensia entre la enterpretasión de la figura de la narrasión i la enterpretasión del lektor o del spektator es lo ke krea la komisidad. El efekto kómiko es bazado en jeneral sovre una volontaria inyoransia de una enformasión spesífika, ke es nesesaria a la komprensión de la situasión..." I es esto ke krea la komisidad en los kuentos de Djohá de oy, komo de otra parte en sus kuentos antikos o tradisionales. Divizando los kuentos de Djohá en el mundo moderno en kategorías, i toparemos:

1) Djohá i los líderes. No es mas el sultán el partner de la konfrontasión de Djohá (por exemplo: Joha, paj. 140). I no es ni el rey Ferdinando o otro rey o sultán. Djohá no es mas un bufón de korte, no es mas un djuzgador o un hodja. Ma es un loko ke se mizura ni mas ni menos kon Hitler, reushendo a venserlo aziéndolo rizil. (Joha, pp. 155, 265). Djohá se aze además un vendedor de kastanyas, ke se mizura kon el barón de Rothschild, kuando éste kere merkar de él las kastanyas a fiyado. (Joha, paj. 59). I esto no abasta, porké Djohá yora i se kita los ojos a la muerte del rikísimo barón, por la semple razón ke no es su pariente (Joha, paj. 272).

2) Djohá en mákina. No aparese mas su fiyel amigo: el azniko ke es kapache también de “azerse” una persona, komo vemos en el kuento de la tomba del “sheih” (Joha, paj. 78), i sovre el kual él kavalga a la revés, para no ofensar a los amigos detrás de él (Djohá, paj. 307 ). Djohá, va en treno (Joha, paj. 181), en otobús (Joha, paj. 183) i mizmo en avión (Joha, paj. 176). Ma mientres ke en treno i en otobús él save kualo azer, el avión ya es enkomprensible para él. El otomobil le sierve para dezvelopar i renforsar su penserio absurdo, ke se ekstende al mundo ke está a su derredor, kreando un djénero muevo de komisidad. Kuando él deve bushkar biervos "grandes", para empresionar a su novia, Djohá uza los vapores i los trenos, los aviones i los gratasielos (Joha, paj. 94). Al kulmen se ariva kuando durante una de las gerras entre árabos i israelianos, Djohá aze el troko de los tankes kon su amigo Hussein, para poder ir en vakansa una vez a la semana (Joha, paj. 179). Vemos akí una de las karakteristikas bien konosidas de Djohá, ke puede riyir i azer riyir de las kozas mas seriozas, komo el imno nasional del Estado, en el kuento del otobús, o de kozas empensables o kontroversas, komo son los raportos kon el inimigo o mizmo el prenyado i los raportos sexuales (Riyir, paj. 195).

3) Djohá i los mezos de komunikasión: Djohá uza la radio, ma no konoses sus leyes, i es esta enkomprensión ke krea la komisidad, porké él está konvensido ke la radio pueda ulvidarse i ambezarse las linguas asigún del lugar ande se topa. Delantre del telefón selular i del faks tiene una solusión partikolar, ke mos akodra los kuentos veramente orales de Djohá, los kuentos ke no se eskriven: (o mijor, no se eskrivían en pasado), porké son "del bel para abasho" (Joha, pag. 184), koza ke vimos en el kuento de Joha sovre el treno. Además el telefón selular le sierve para embrolyar i azer kómika una situasión ke sería otramente semple. Komo de fakto respondiendo sin pensar a un selular ke está sovre la meza de djogo, permete a la mujer de un amigo suyo de azer gastes enormes (Held, Riyir, paj.95). Al kontrario la televizión le sierve para dar una lisión exemplar a la suegra ke mora en su kaza (Joha, pag. 124).
Akí vemos otro aspekto en el kuento de Djohá: la shaká produizida por la konkatenasión en el deskorso, ke permete de dizir la verdad en la kara a ken disho la primera palavra.

4) Djohá i los estudios. Otro ramo de los kuentos en el mundo moderno es el corpus de los kuentos sovre los estudios de Djohá. Saver las linguas es una de la exijensias del mundo moderno, ke se achikó. Ma akí vemos el klaro aún ke milenario konflikto entre ken kere azer estudiar (el padre) i ken no kere estudiar (el ijo). Se empesa kon el kuento sovre las palavras pronunsiadas al sua-dizan inglés (Djohá, pag. 181). Se pasa atraverso los kuentos en los kualos el ijo de Djohá no está en grado de adaptarse al estudio de las linguas, koza endispensable en el mundo moderno, i está para azerse mudo (Joha, pag. 41), i se ariva al Djohá ke dize al ijo: "A kualo sierve saver linguas?", kuando un estranjero bushka envano de komunikar kon él en todas las linguas ke save (Joha, 187). A la fin topamos a Djohá, atado a una kolona de la universidad, ke está asperando ke pase el tiempo nesesario para resivir el diploma, komo el mas azno de los estudiantes, sigún la irónika definisión del Prof. Yeshayau Leibovitz de bindicha memoria (Joha, pag. 42) .

5) Djohá i el lavoro. Djohá no es un pesonaje ke le plaze lavorar; al kontrario en todos los kuentos tradisionales aze de todo para evitar de lavorar, i un reflán djudeo-espanyol sovre de él dize: “Djohá kería murir para artarse de durmir”. Ma en el kuento moderno él kere azerse spíker a la televizión, sin tener en kuento ke es tartamudo, koza ke al kontrario lo ayudará muncho vendiendo la Biblia (Joha, pag. 64). Ma kuala será la reaksión de Djohá djudió, kuando le será refuzado el empiego en la B.B.C.? La eksklamasión klásika: "Son todos antisemitas!” (Joha, pag. 67).

6) Djohá i las sivdás del mundo. En los kuentos situados en el mundo kontemporáneo, vemos ke Djohá va de sivdá en sivdá, de paíz a paíz. Del kazal oriental en el dizierto en el famozo kuento del azno-sheih, Djohá se topa en las mas grandes sivdás del mundo. En kada lugar su komportamiento es relevante, ma a la revés, al lugar ande se topa. Si va a París es para komer kumidas rafinadas, para bushkar ermozas mujeres i kozas baratas. No riushe en sus intentos a kavza de sus defektos tradisionales: su inyoransia i su eskasura. Komo de fakto topa la mujer ke se vende, ma ke no kere sumeterse a las meskinas leyes de eskasura de Djohá. Konfronta la ermozura de las mujeres de París kon el aspekto de su mujer ke kedó en kaza, i paga también la djezá (Joha, pag. 107). Va a Almania a bushkar lavoro i se topa a ser trasformado en negro (Joha, pag. 63). Djira por Tel-Aviv en otobús, komo ya dishimos, aziendo alevantar los pasajeros, kantando el imno nasional, i asentándose es sus lugar (Joha, paj.183). Dize a los amigos ke se vantan de ser estados merkados por sus djenitores en butikas de lukso, ke sus djenitores lo fabrikaron eyos, porké eran proves (Joha, pag. 24), revelando una kómika naividad ke lo aze muy umano. Telefona a la banka en Yerushaláyim, bushando de obtener envano una ipoteka, i kuando no riushe, se divierte a sentirsi repetar varias vezes ke el direktor ke se la refuzó se murió (Joha, paj. 64). Se namora de una bivda de gerra israeliana, i kuando eya le dize ke kazándose kon él, piedrerá su pensión de bivda de gerra, i ke por esto lo tiene sólo por konsolasión, Djohá pretende de eya el premio de konsolasión (Yohay, inédito). En Italia, paíz de la Fiat, tiene ke azer kon los otomobiles, en una situasión kuaje de timaraná (Held, inédito). En Amérika, ande ya avía ido en nave a bushkar el oro, tornando a su paíz diziluzionado (Djohá, paj. 299), Djohá, para tener dinero para poder viajar en el mundo, se aze bandido a l’amerikana kon rezultados dezastrozos para él (Riyir, p. 233). Kon su negro mazal uzual rekalka el kuento de su vistido enkolgado a enshugarse (Djoha, pag. 61), ke akí se transformó en otó, kere dizir ke tira sovre su otó vazío i dize después, yeno de espanto: “Ayy! Bueno ke no estava asentado yo ayá. Me podía murir!”. Kuando va en Florida i se topa a dever afrontar un grave problema del lugar: los aligatores ke arivan en enverano a los kanales de las guertas de las vilas, i lo aze kon su umorizmo abitual. Le dizen ke los aligatores no son perikolozos komo los krokodiles, mizmo ke les asemejan muy muncho. I Djohá responde: “Ma el aligator save ke no es un krokodil? (Riyir, paj. 197). Kontemporaneamente lo topamos de muevo en Turkía a fabrikar dolares falsos, a uzarlos i a azerse naturalmente enganyar (Joha, pag. 66). La kurta vijita de un kuple de ultraterrestres rezulta muy plaziente para Djohá i su mujer, ma desha a Djohá un grande punto enterrogativo, ke no es el kavzo de aklarar akí (Del bel para abasho, paj. 331). A la fin se deskuvre además ke entitolaron una sivdá a su nombre. Ken mo lo disho? Un famozo kontador de kuenos de Djohá, Issahar Avzaradel de bindicha memoria, ke umoristikamente, si no satirikamente, le dedikó una sivdá muy konosida por él: Johannesburg!

Lo ke dunke notimos atraversos estos kuentos i otros mas es ke las karakterístikas intrínsekas del personaje kedaron las mizmas, lo ke trokó son las situasiones i las sirkonstansias, ke deven por fuersa ser diferentes, para ke la figura de Djohá pueda kontinuar a bivir. Kere dizir ke es diferente el mundo en el kual viene a toparse. Naturalmente para poder entender i gustar la komisidad de estos kuentos no es posible kontentarse de mi kurta relasión, ma es endispensable oyirlos kontados oralmente, o meldarlos, en mis últimos livros “Folktale of Joha, Jewish Trickester”, "Kuentos del bel para abasho" i "Riyir kon Djohá i los otros". En efekto el fakto de eskrivir i de traduizir estos kuentos a otras linguas, endjuntos a los kuentos tradisionales, es sigún mí altamente pozitivo, porké es nesesario i mizmo vital, koltivar i tramandar la tradisión de la riza naíva i espontánea, sin la kuala la persona es komo una oya a presión sin válvula de seguridad ke a la fin se patlea.
Lo ke además es muy emportante es la revitalizasión de la figura de Djohá en los kuentos en djudeo-espanyol (ladino) i la multiplikasión de sus kuentos en esta lingua, ke agora está en regresión, porké no viene mas tranzmetida de padre en ijo en dinguna parte del mundo. I kon eya está en períkolo de estinksión toda la erensia kultural ke kontiene o ke la kontiene. Bien vengan dunke los kontadores de kuentos modernos de Djohá en ladino, ke mos ayudan a mantener biva la lingua avlada de muestros padres i enrekesen el corpus de los kuentos populares mondiales, mizmo ke toman una kontinua inspirasión de él.
Veremos agora ken son los enformantes, ke son por la mas grande parte los kreadores también de estos kuentos partikolares. Eyos son narradores de kuentos de Djohá tradisionales ke los yevan en sí de la kaza paterna. Eyos dunke konosen muy bien las karakterístikas de este personaje i las aplikan perfektamente en las muevas situasiones, respektando las leyes del kuento umorístiko. Estos kontadores yenos de eksperiensia, komo Ester Levy (Yerushaláyim), Issahar Avzaradel z"l (Rodes-Sud Afrika-Ashdod), Eliezer Papo (Sarayevo-Yerushaláyim), Beki Bardavid (Istanbul), Rachel Bortnick (Istanbul-Dallas) i yo mizma (Milano-Yerushaláyim), a los kualos se adjunta Mihal Held, djoven poetesa i envestigadora de Yerushaláyim, son los ke krearon los muevos kuentos, tomando situasiones del mundo kontemporáneo o shakás konosidas en la sosiedad de oy kon personajes anónimos, i adaptándolas a la figura de Djohá, ke es para eyos una figura familiar, kuaje real. Para eyos, ke son tanto serkanos de la figura, esta kreasión es espontánea i divertiente también. Naturalmente el kontador no dirá nunka ke kreó él mizmo el kuento, porké éste ya se topa en el ayre de la sosiedad kontemporánea. El narrador no deve azer otro ke “apegar” akeya situasión kómika real o ideal ke tuvo el "mazal" de individuar kon su eksperiensia i su umorizmo, o akeya shaká ke se adapta a la figura de Djohá, ke es una figura bien konosida por sus karakterístikas i su disponibilidad. Si después el kuento bivrá, irá adelantre en el tiempo, depende de munchos otros faktores de konsiderar a parte.
Kualo arrepusha el kontador de kuentos tradisionale a "krear" kuentos muevo de Djohá? En realidad se trata de kontadores-estreas, komo se dize en ebreo. Kere dizir de kontadores ke kontan jeneralmente en públiko i tienen menester de anchear sus repertorio. Komo de fakto el kuento umorístiko es un djénero ke se "bozea" fasilmente, kere dizir ke piedre su freskor al minuto ke viene kontado i gustado por el públiko, porké se baza por la mas parte sovre la novedad i la non-konosensia de parte del oyente. En el minuto ke el kuento umorístiko viene kontado i entendido, piedre su entereso. De akí viene el menester de kuentos siempre muevos, o komo se dize exaktamente, siempre "freskos". Kualo puede ser mas fasil dunke para el kontador de tomar la figura de Djohá, ke simboliza su proksimo del kual dezea burlarse, i uzarla para burlarse de su sosiedad, i en definitiva sin apersivirse, de sí mizmo? Komo de fakto atraverso el kuento de Djohá en el mundo moderno vemos los defektos de este último en un espejo engrandesiente i deformante, i mos rendemos kuento de la esklavedad del ombre moderno, ke esta forsado a ir de un paíz al otro i no puede mas bivir sin las mákinas. Para él el tiempo del kuento pedrió su dimensión de pasado remoto, para trokarse en un prezente ke se deve adjornar kontinuamente.
Esto todo depende naturalmente del narrador, peró se deve konsiderar la parte de la figura también, ke tiene una existensia propia partikolar, diferente de otras figuras del kuento oral. Es una figura kon una fuerte vitalidad propia, ke la aze tornar kontinuamente sovre la shena. No mos devemos maraviyar dunke si se kontinúan a krear muevos kuentos de Djohá, si se toman en konsiderasión las palavras del grande Hodja a Djohá mizmo, en el kuento ke me kontó Hana Córdova (Joha, pagg. 17-19): “De ti se kontará por toda tu vida, del prensipio a la fin del mundo, i di ti riyirá la djente!”

BIBLIOGRAFIA

1) Matilda Koén-Sarano, Kuentos del folklor de la famiya djudeo-espanyola, Kana, Yerushaláyim 1986.
2) Matilde Cohen Sarano, Storie di Giochŕ, Sansoni Editore, Firenze 1990.
3) Matilda Koén-Sarano, Djohá ke dize? , Kana, Yerushaláyim 1991.
4) ---------------------, Folktales of Joha, Jewish Trickster, JPS, Phildelphia 2003
5) ---------------------, Rekolta inédita de kuentos de Djohá, del 1979 asta oy.
6) --------------------, Kuentos del bel para abasho, Gözlem, Istanbul 2004.
7) -------------------, Riyir kon Djohá i los otros, El Mundo Djudeo-Espanyol, París 2008.
8) Rejwan Rahamim, Juha, Zmora-Bitan, Tel-Aviv 1984
9) Ţaprakov Nicola, 202 favole di Nasredin Hogia, Minyatür Yayinlari, Istanbul
10) Sparagna Ambrogio, Giofŕ il servo del re, C.D., BMG Ariola, Italia 1993

- Copyright © 2001-2009 Moïse Rahmani -
Google
sefarad.org