Las ventanikas de oro

    MENU    
Sefarad
[Vii avlaremos]
Help us
Retour

Las ventanikas de oro

Avía un ijiko chiko ke le plazía mirar de la ventana.
Un día, en las oras de la tadre, vido de leshos una kazika kon las ventanikas de oro. Pensó i pensó, disho ke se kere ir a ver las ventanikas de serka.
Se fue un día entero i no arivó. Se fue dos días i no arivó.
Al treser día arivó en la madrugada. Ke ven sus ojos? Las ventanikas de esta kazika no son de oro!
No se kreó el ojo! Se aboltó a ver la kazika suya, i ke ve? La kazika suya estó kon ventanikas de oro! Las ventanikas estavan tan briyando ke se kamasheyaron los ojos del ninyo.
Pensó, pensó el ninyo i disho: “De mi kaza ora de tadre vide esta kazika kon ventanikas de oro! Komo puede ser?”
Tornó el ijiko atrás. En el kaminiko se konsintió muy kansado i ambierto. Se akodró de las avikas kon arroz de la madre, i korrió a kaza. Korrió un día, dos... i en el treser arivó a su kaza.
La abrasó a la madre i le disho: “Mamá, la kaza muestra es una kazika de oro!”

Kontado por BERTA SARAGOSI BARGIL - 2005
Redaktado por Matilda Koén-Sarano

- Copyright © 2001-2009 Moïse Rahmani -
Google
sefarad.org